Tarifazo: Ruido en la calle y en los sectores populares

Tarifazo: Ruido en la calle y en los sectores populares

Las diferentes protestas del día de ayer y la relación con el trasfondo político-económico de la Nación.

Compartir
A lo largo del país una multitud de manifestantes visibilizaron sus reclamos contra el aumento de tarifas en los servicios públicos.

En la tarde de ayer distintos ciudadanos de diversos puntos del país, hicieron escuchar su reclamo ante un aumento sostenido en las tarifas de los servicios básicos. En el área metropolitana la acotación al reclamo fue multitudinario y bajo la llovizna que impregnaba el ambiente.

No es novedad que el aumento tanto en las tarifas de gas y luz hayan causado malestar en la mayoría de los ciudadanos del país, aún más en el conurbano bonaerense, que presentaba las tarifas más baratas en relación al resto del país, sin embargo el aumento y sus consecuencias son un común denominador al rededor del territorio argentino.

El Gobierno Nacional por su parte se había adelantado a los hechos, tanto sobre los antecedentes de la Justicia Federal en la ciudad de La Plata, que había resuelto inhabilitar las resoluciones del Ministerio de Energía de la Nación. El Ministro Araguren, junto a Marcos Peña, Jefe de Gabinete de la Nación y Germán Garabano, Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, brindaron una conferencia de prensa, la semana pasada, donde se comunicaba, el tope de aumento porcentual (400%) en las tarifas de gas, en respuesta al quehacer de la Justicia Federal. Bajo esta arista Marcos Peña sitúo que los grandes precios en las cuentas del servicio, se debe en parte a que “este fue el invierno más frío de los últimos sesenta años”, aseguraba el Jefe de Gabinete.

El trasfondo político varía según las visiones ideológicas pertinentes a la problemática reinante. En primer lugar, la idiosincrasia de la ortodoxia económica del Gobierno, con sede en Ministerio de Hacienda, parece comandar un plan de austeridad con el fin de reducir un déficit existente tanto en el terreno fiscal, comercial y energético, que hasta hoy a encontrado graves resoluciones. En el terreno fiscal la cuestión se ha agravado, y en relación al año pasado, durante el primer semestre el Gobierno Nacional vio agravada su situación fiscal, “durante mayo pasado el déficit presupuestario primario fue de $ 13.700,7 millones” informaba el Ministerio de Hacienda y Finanzas a fines del mes pasado, un 67,6% más en relación al año pasado, según señala el portal del diario Ambito Financiero.

Por otro lado el peronismo, en su totalidad dentro del arco del Frente Renovador, Frente para la Victoria y bloques independientes, establecen que el plan económico del Gobierno, se trata de una clara acción de traspaso de recursos desde el sector productivo al sector financiero, dicho de modo más terrenal, una redistribución del ingreso hacia las grandes corporaciones en pos de un ajuste al sector trabajador y productivo. “Hasta ahora, las medidas que ha tomado el Gobierno no van dirigidas a generar empleo, al contrario tuvo la prioridad en resolver temas externos, como los holduts” declaraba José Ignacio de Mendiguren, ex-titular de la UIF, y actual legislador por el Frente Renovador. 

Si se busca establecer cual es la estrategia hoy del mismo peronismo, es claramente su histórica posición, tratar de capitalizar las demandas de los sectores populares, y las posiciones del movimiento, disperso y atomizado, parece tener un encuentro en el Parlamento, estableciendo la necesidad de suspender el aumento de tarifas en los servicios básicos, apadrinando a los sectores menos pudientes y realizar correcciones básicas que no diriman el impacto en el poder adquisitivo popular.

No hay comentarios

Dejar una respuesta