Cristina le habló al mundo entero

Cristina le habló al mundo entero

CFK realizó ante medios de todas partes del mundo una rueda de prensa donde habla de todo, desde el escenario internacional hasta de la realidad nacional y de lo que nos pasa todos los días.

Compartir

Cristina Fernández de Kirchner realizó una rueda de prensa internacional con diferentes medios de comunicación, Telesur, Sputnik, Reuters, Al Jazeera, Diario La Jornada y la Agencia Nodal de Pedro Brieger. La entrevista fue grabada en El Calafate el 23 de julio de 2016. 

Una entrevista que da mucha tela para cortar, dura mas de una hora y media donde habla de todo. Muy interesante resulta analizarla como una líder reconocida mundialmente por los mensajes de alto calibre que lanza sobre sus apreciaciones del escenario internacional. También analiza en contexto las políticas económicas de su gobierno en diferentes períodos y da cuenta sobre determinadas desiciones. Plantea de forma firme la herencia de un país desendeudado en el punto de menor deuda de toda la historia del país. Sobre la deuda externa lo plantea como un problema internacional, regional y también nacional desde décadas que ha condicionado fuertemente las políticas nacionales en detrimento de las mayorías populares. Al tiempo que se produce un debilitamiento de bloques regionales, Mercosur, UNASUR, BRICS, y la salida de BREXIT de UE se debilita esa multipolaridad creciente de principios de siglo y se desarrolla un resurgimiento de una unipolaridad.

Le pregunta Pedro Brieguer “¿Latinoamérica está en disputa?”, y Cristina dice “ahí comienza el problema”. Estados Unidos desde 2001 está más ocupado en otros temas de la agenda destaca la mandataria. Pero desde que los gobiernos latinoamericanos empezaron a acercarse a China y Rusia las prioridades norteamericanas empiezan a modificarse. Latinoamérica es una región estratégica para el desarrollo de cualquier país o potencia en el mundo, no sólo por los recursos naturales sino por la producción de commodities de alimentos. “En el mundo se está rediseñando un nuevo mapa geopolítico”, y caracteriza al terrorismo como un fenómenos “posmodernista”, y que en esta época hay nuevos tipos de liderazgos.  Destaca el surgimiento de “liderazgos religiosos y espirituales” en la “posmodenridad, lo cual no es ni bueno ni malo en si mismo, demanda desafios diferentes”. Sobre la revolución árabe Estados Unidos desarrolló una mala evaluación sobre quienes era “los guerreros de la libertad” porque terminaron siendo estos mismas personas el ISIS: hoy el terrorismo sigue en la agenda internacional. “Nadie piensa que se le va a tirar un camión encima, esto es el terrorismo” y “ya no es el terrorismo de que alguien se vuele” este “nuevo tipo de terrorismo”, “es lo inesperado son casos de ‘lobo sueltos’, hacer sentir a la gente que no va a estar segura en ninguna parte, en ningún lugar”. Hay que pensar algo diferente a “ir y bombardear países” con los “mismos métodos diferentes resultados es imposible de lograr”. Hay que “entender que el camino es la cooperación internacional en serio” en relación al camino que implica la solución para los problemas de esta época en un mundo intercomunicado permanentemente. Afirma que “la desigualdad es un elemento poderoso en un mundo tan inseguro”.

CFK destaca que Argentina tuvo el mejor salario nominal y real (paridad de compra de bienes y servicios), y la cobertura previsional más alta. Explica que el motor económico de los últimos 12 años fue el consumo. Cristina destaca la última plaza de su mandato el 9 de Diciembre, donde el pueblo fue a despedir a un gobierno, donde multitudes y no tanto como otras ocasiones las organizaciones se agolparon a  la plaza de Mayo. Esta cuestión se relaciona con la construcción del Frente Ciudadano pregonado por CFK en la “vuelta”  en tribunales.

Hubo un “dibujo del déficit”, en ereferencia a que el gobierno dijo que habia un 7% al que denominó CFK como una “explicación creativa”. Cristina destacó que “1,9% dijo el propio INDEC” que era el déficit heredado. Entonces en caso que exista ese déficit planteado por el gobierno es incoherente con reducir a minería y retenciones sectores concentrados de producción primaria, derechos exportación, commodities fundamentalmente agropecuarios. Y también aumentar las tarifas “algo más (del valor) de dos pizzas” en relación a los dichos del Ministro de Economía Prat Gay, ni las de “morrones ni jamón, de las más caras alcanzan para pagar las facturas” con aumentos exorbitantes. El aumento destaca que fue fundamentalmente en la etapa de distribución.

“Es un cóctel que todo junto no cierra” todo junto en referencia a la política de Macri. Es contradictorio en si mismo la política del gobierno plantea la ex mandataria porque si hay déficit entonces la salida que define el gobierno es reducir impuestos ademas de los mencionados a autos alta gama, champagne. etc “¿Falta de cálculo? o tal vez no, se quería provocar un shock para que trabajadores aceptaran cualquier tipo de salario por temor a perderlo” y continúa “es un terreno de hipótesis que no me gusta abordar”, y “mas allá de las intervenciones el resultado no es el esperado” que ella cree que son con toda “buena intención” cuando decían que todo iba a hacer mejor y la realidad muestra que no fueron los resultados esperados por su propio equipo económico.

Hizo referencia a que el Partido Judicial hizo todo lo posible por frenar los intentos de avances democráticos sobre muchos leyes impulsadas por la década. También señala que la corporación mediático-judicial ya escribía “en letra de molde” que ella cuando termine su mandato iba a tener “problemas con la justicia”. Es interesante como da cuenta de las acusaciones que se le hacen como producto de la política de distribución y reparación de su gobierno, de las decisiones tomadas, son “riesgos que se deben tomar”, la “cárcel es un riesgo para quien toma estas decisiones”. “Ninguna de las causas, son todas inventadas, tengan la más mínima entidad para condenar a nadie”. Los riegos no son “por esta constitución” sino que la “historia argentina muestra que el riesgo es para quienes aplicaron estas políticas”.

En relación al régimen cambiario en Argentina plantea que entre 2014 y 2015 los argentinos del sector asalariado compraron muchos dólares a pesar de la idea que se instaló en la sociedad que no se podía hacerlo. Hoy no son estos sectores los que compran precisamente y los asalariados vieron perjudicado su nivel no sólo de ahorro sino de consumo. Hoy los sectores concentrados de la economía son los que pueden comprar en la realidad, la falta de control benefició sólo a estos sectores porque hoy “¿Cuántos argentinos pueden comprar los mismos dólares que compraban antes? “. El aparato mediático instaló un sentido común que terminó perjudicando a la población.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta