Los cambios que prepara el macrismo en la justicia laboral

Los cambios que prepara el macrismo en la justicia laboral

El gobierno considera que una justicia favorable a los trabajadores impide sus planes para atraer inversiones. Planes de traspaso de la justicia federal a la órbita del gobierno porteño, donde el PRO tiene influencias. ¿Flexibilización laboral en camino?

Compartir

Mauricio Macri ha hecho pública su preocupación sobre la tendencia de la justicia laboral argentina a fallar a favor de los trabajadores. Hace algunos años el actual presidente sostenía que los salarios “son un costo” y, en la actualidad, ha mostrado preocupación por el alto nivel de los mismos.

Estas condiciones, según el gobierno nacional, van en detrimento del objetivo de la “lluvia de inversiones”. Por eso, ya se comenzó a deslizar la posibilidad de traspasar a la ciudad de Buenos Aires el fuero laboral.

Esto implicaría que el Consejo de la Magistratura de la Ciudad tenga que nombrar a los jueces competentes en dicho fuero, donde el PRO tiene una amplia mayoría. Desde diversos sectores de la justicia, el sindicalismo y la política han manifestado preocupación de lo que denominan “una nueva flexibilización laboral en nuestro país”.

Agustín Bruera, secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU), advirtió: “vemos con preocupación el tema del traslado del fuero porque va a haber cuestiones jurisprudenciales y de derecho que van en desmedro de los trabajadores”.

El proyecto de traspaso también alertó a ciertos sectores de la justicia. El juez de la Cámara  Nacional de Apelaciones, Enrique Arias Gibert, hizo hincapié en la importancia que ha tenido el fuero laboral en el interior del país y que este traslado significaría un retroceso en ese sentido.

También, sindicatos y jueces, señalan que esto dañaría la independencia judicial y el republicanismo que el mismo gobierno pregona. “Es un claro ataque a la independencia de la justicia” concluyó Agustín Bruera.

Esta iniciativa del macrismo tiene como sustento el manual liberal con el que viene desarrollando las políticas económicas. Cambia un modelo de desarrollo e inversión a partir de la generación de consumo interno, por otro basado en facilitar las inversiones mediante la quita de derechos laborales y la rebaja de los costos empresariales, entre ellos el salario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta