¿Massa se aleja del peronismo?

¿Massa se aleja del peronismo?

Con acercamiento del Frente Renovador junto al GEN se abren una serie de interrogantes sobre el futuro del "massismo" ¿Fin a la idea massista de una "gran primaria justicialista"?

Compartir
Sergio Massa y Margarita Stolbizer
Sergio Massa y Margarita Stolbizer en una actividad en MDP

Por Simón Bojanich

A pesar de que por lo bajo el “massismo” se plantea como “peronista” lo cierto es que con el acercamiento al GEN se abren una serie de interrogantes sobre el futuro del “massismo”.

El Frente Renovador de Sergio Massa explora una cuerdo con el GEN de Margarita Stolbizer de cara a las legislatias de 2017. Diferencias que parecían irreconciliables parecen haberse erosionado con el pragmatismo de las encuestas en la mano. Es cierto que Massa y Stolbizer tienen altos niveles de conocimiento e imagen positiva en la provincia, lo que deja lugar a dudas si efectivamente estos dos actores logren constituirse con cierta potencia electoral como “la avenida del medio” entre el Cambiemos (PRO-UCR y partidos menores como el FE de “Momo” Venegas) y el peronismo en un sentido amplio del término, que hoy incluye tanto a expresiones del peronismo kirchnerista como algunos autodenominados “justicialistas” a secas.

Las elecciones de 2017 son de Senadores, además de diputados nacionales, legisladores provinciales (depende cada sección de la provincia si es Senadores o Diputados), como concejales. Es decir que es igual a la legislativa de 2005, no comparable con la de 2009 ni 2013 puesto que no se elegiron senadores (elegidos en 2011, pero por el presidencialismo de nuestro país pasó más desapercibido. También hay otro punto interesante para comparar que en aquella ocasión (2005) se batalló indirectamente el liderazgo peronista entre Chiche Duhalde y Cristina Ferández de Kirchner, siendo el FPV el gran ganador de aquella jornada. A pesar de la diferencia de votos la minoría no logró conseguirla el radicalismo de la mano de Brandoni (recordemos el lema de campaña “equilibrio en el senado”). En ese momento el “peronismo” en su sentido amplio se alzó con la primer y segunda minoría de senadores. Lo que no quedan lugar a dudas es que en las legislativas de 2017 se juega indirectamente la conducción de la institucionalidad del Partido Justicialista y del peronismo en tanto movimiento político, cuestión que es necesrio remarcar la diferencia aunque por momentos parezca confundirse.

Massa habla por lo bajo con el justicialismo y el peronismo: la jugada con el GEN responde a otro escenario teme a que “lo dejen afuera”, al tiempo que duda (más que duda va enterrando esa posibilidad) de jugar “por adentro” del peronismo como le piden los pocos intendentes y actores con cierto peso del Frente Renovador en los distritos.  ¿El acuerdo con Stolbizer es un “plan B” si no logra posicionarse dentro del PJ, una cortina de humo o su jugada principal? Todo parece indicar que hoy Massa si tiene que definir va por fuera y no como le piden en los distritos, lo que abre una nueva interrogante ¿Lo que conocemos hoy como “massismo” pordría tener un proceso de fuga masivo como en 2015 ante los dos bloques más importantes el de Cambiemos y el “peronista”?

La reunión suspendida del consejo nacional del Partido Justicialista días antes de que CFK vuelva por segunda vez a capital muestra que su liderazgo y conducción está firme como tambien mujestran las encuestas un para nada desdeñable piso del 30% en la provincia de Buenos Aires para el kirchnerimo.

Stolbizer tensiona su alianza con el Partido Socialista que lejos de construir un polo de centro izquierda tipo socialdemócrata no se siente para nada cómodo con el ¿peronismo? de Massa. Ambos sectores están explorando y por lo bajo los massistas dicen “vamos a ver cómo impactó la foto en la sociedad para luego salir a medir con encuestas y si nos conviene jugamos ahí”.

La pregunta es: ¿Existe ese espacio político al que apuntan a conformar Massa y Stolbizer en la “vereda del medio” con suficiente fuerza para poder aspirar a conseguir una minoría en la provincia de Buenos Aires? Todo parece indicar que si este espacio logra consolidarse el Cambiemos será beneficiado, “la jugada de tablero” (o “jugada preparada”) indica que esta minoría puede serle útil al macrismo como lo fue Pino  en la elección de senadores de 2015 en la capital federal que logró desbancar por escasos puntos a Daniel Filmus del FPV.

Ya hay sectores del massismo que se muestran disconformes con el acercamiento de Massa a una construcción más como un polo de “centro-demócrata” que ligada al peronismo, cuando muchos de los distritos vinculados a Massa precisamente buscan lo contrario: una gran primaria justicialista.

No hay comentarios

Dejar una respuesta