Sigue el paro por 48hs: oferta insuficiente y provocadora de Vidal a...

Sigue el paro por 48hs: oferta insuficiente y provocadora de Vidal a los docentes

La gobernación bonaerense les reiteró a los maestros la propuesta de aumento del 19 por ciento y planteó que si bajan el ausentismo mejorarían los sueldos. Los gremios señalaron que los funcionarios no tenían datos para dar esa discusión y lanzaron un paro de 48 horas.

Compartir

En la cuarta semana de conflicto, la gobernación bonaerense presentó a los docentes la misma oferta del 19 por ciento en tres cuotas que habían rechazado antes del comienzo de las clases. Sucedió ayer, cuando los subsecretarios de Economía, Trabajo y Educación de María Eugenia Vidal volvieron a sentarse con los gremios. La reunión de la comisión técnico salarial se suponía destinada a retomar la negociación por los sueldos de los maestros, luego de la masiva marcha a la Plaza de Mayo. Sin embargo, los funcionarios no llevaron otro porcentaje; plantearon en cambio a los gremios “trabajar para reducir el ausentismo” con lo que –argumentaron–, la provincia podría “ahorrar” para mejorar sueldos. El planteo fue así una no-propuesta salarial, pero rematada con un elemento de provocación. Coherente con la amenaza de reemplazar a los maestros que paran con voluntarios, con el pedido de quitar la personería a los sindicatos que no acataron la conciliación, con la resolución para recuperar los días de paro en las vacaciones de invierno, con los descuentos masivos por los días de huelga. En respuesta, los seis sindicatos docentes de la provincia anunciaron un nuevo paro de 48 horas para hoy y mañana.

A pocos días de que termine marzo, las escuelas de la provincia siguen lejos de poder normalizar el dictado de clases. Especialmente las públicas, ya que el Suteba –el gremio mayoritario– se mantiene en paro desde el 6 de marzo, mientras que los otros gremios (la Federación de Educadores Bonaerenses, Udocba, UDA, AMET y Sadop) siguen, pese a las presiones, dentro del Frente de Unidad, participando del plan de lucha con otras medidas de protesta, según el distrito. La medida de fuerza de hoy y mañana fue acordada, en este marco, por todo el frente de gremios.

“No hubo discusión paritaria porque no tuvieron la intención de discutir: ni siquiera llevaron a la mesa la información básica para hacerlo”, aseguró a PáginaI12 la secretaria gremial del Suteba, María Laura Torre. “No se movieron un punto de la oferta anterior, ni trajeron un solo dato… ni siquiera para defender el ajuste que quieren imponer, porque no nos supieron contestar cuánto está gastando hoy la provincia en pagar las suplencias docentes.” Para la dirigente, fue “una reunión humillante”.

Como ya pasó en esta paritaria, aunque no haya habido diálogo ni avances, la reunión en el Ministerio de Economía provincial sí funcionó como un escenario desde el que la gobernación amplifica su discurso sobre el conflicto, mientras la pulseada avanza en otros terrenos.

En los medios, desde el día anterior había quedado instalado que Vidal se juntaba con los gremios. El encuentro fue en realidad entre las segundas líneas del gabinete bonaerense y los secretarios gremiales de los sindicatos, lo habitual en estas reuniones de comisión técnica. La de ayer fue la segunda desde el comienzo de las clases, ya que varios llamados anteriores que se promocionaron como convocatorias a “seguir dialogando” fueron en realidad citaciones a los gremios, en intentos de hacerlos cumplir una conciliación obligatoria que desconocen.

Horas después de la audiencia, los ministros de Economía, Hernán Lacunza, de Trabajo, Marcelo Villegas, y de Educación, Alejandro Finocchiaro, señalaron que la gobernación propone destinar 1400 millones de pesos de un fondo para pagar suplencias a incrementar los sueldos docentes. En este sentido, sostuvieron que reduciendo el ausentismo se podría llevar el sueldo promedio del sector “de 19 mil a 23 mil pesos”.

“El nivel de ausentismo es del 17 por ciento”, aseguraron voceros de la gobernación. “Si logramos reducirlo sólo un 10 por ciento, la provincia estaría en condiciones de incrementar, además de las propuestas anteriores, en 5 mil pesos anuales el ingreso promedio docente. El salario inicial pasaría de 9800 pesos a 12 mil pesos, y en el promedio se pasaría de 19.200 pesos a 23.300 pesos”.

Otros argumento señalado desde la gobernación: “La propuesta que hicimos nos permite asegurar que el 65 por ciento de los docentes va a cobrar más de 17 mil pesos y el 50 por ciento va a cobrar más de 23 mil”. “Subimos el piso garantizado de 18 a 19 puntos”. “Ofrecimos una suma compensadora por la inflación de 2016”.

Los dirigentes gremiales replican que la negociación viene siendo bastante distinta de lo planteado por Cambiemos. “No hicieron cinco, sino siete propuestas, pero todas prácticamente iguales. En siete reuniones, pasaron de ofrecer el 18 al 19”, dijeron en la FEB, que conduce Mirta Petrocini. “Y la suma compensadora es de 500 pesos por cargo, por única vez y en negro”.

Torre, del Suteba, explicó que tampoco les plantearon formalmente algún ítem por presentismo, “lo que hubiéramos rechazado; pero ni siquiera es que lo están proponiendo”. La dirigente aseguró que los funcionarios “hablaban (ayer) de manera tan general que les preguntamos concretamente cuál era la oferta salarial. Y contestaron que ‘la misma’ que la última vez.  También les preguntamos cuántos suplentes hay en la provincia; no tenían el número. Preguntamos cuánto le pagan a la prestataria de salud que controla las licencias. Tampoco sabían. El único número que dieron es que el ausentismo es del 17 por ciento; pero no sabían cuántos de esos cargos están cubiertos por suplentes. Preguntamos cuál es la masa salarial en juego para pagar el aumento que pedimos. No tenían el dato, y la de ayer fue la cuarta reunión en la que lo pedimos. Quedó claro que no quieren iniciar una negociación”.

El planteo del presentismo, que pone a los docentes como responsables de sus bajos salarios, se suma en lo discursivo a otros argumentos que viene esgrimiendo el macrismo como nudo de su pelea con los gremios. El ministro Esteban Bullrich dijo que el problema es que los maestros trabajan cuatro horas y por eso cobran poco; el Presidente les aconsejó dejar de hacer huelgas porque, dijo, se pasaron 20 años haciendo paro y no consiguieron “nada”.  En este sentido, la paritaria bonaerense es un reflejo, y la punta de lanza, de la política para el sector de la Casa Rosada. En 18 provincias hay por esto paritarias irresueltas. Para este jueves, además, los docentes harán un nuevo paro nacional junto a las CTA y el 6 de abril se sumarán al de la CGT.

FuentePágina 12
Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta