Terquedad gubernamental

Terquedad gubernamental

La política económica del gobierno en un contexto internacional desalentador y la relación de los datos sociales precarios.

Compartir

Por Joaquín Nabais

La realidad actual del proceso político que esta atrevesando la Argentina, se ve visibilizado en una variedad de datos sostenidos y corroborados. Algunos criticados durante el kirchnerismo e incluso reivindicados por la oposición de ese momento, hoy caminante en los pasillos de la casa rosada.

El Observatorio de la Deuda Social Argentina, perteneciente a la casa de estudios de la Universidad Católica Argentina, en los últimos años ha realizado un relevamiento sobre la pobreza y desigualdad por ingresos en la Argentina urbana. Si bien el estudio da a entender que la pobreza se mantuvo en niveles de dos dígitos durante el período 2010-2016, establece que: “La situación socio-económica no siguió un derrotero lineal a lo largo del período de los Bicentenarios objeto de análisis (2010-2016). Entre 2010 y 2011 se evidencia una fase de recuperación de la crisis de 2009 a nivel de la demanda de empleo y del consumo, en el marco de una política de ampliación de la cobertura asistencial y previsional”.  Desde aquí es posible decir que la administración de turno estableció políticas anticíclicas de la economía en un contexto internacional desfavorable, donde se pudo establecer una base de “bienestar social” en pos de la inversión pública y la ampliación de un sistema previsional, y la asistencia del Estado hacia las clases populares.

“A partir de 2016 las medidas de ajuste económico, el contexto internacional adverso, la política anti-inflacionaria y la rezagada inversión privada y pública habrían agravado el escenario de crisis, aún más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales”, lo que señala el Observatorio aquí, es que las políticas y la articulación nacional e internacional que el Gobierno buscó aplicar, con el objetivo de un reordenamiento de las variables económicas produjeron un aumento de los niveles de pobreza y una depresión de los ingresos bajos y medios de la población. En relación a la política internacional, el discurso noventista de introducir al país al “mundo” ha recibido grandes reveces con la rehabilitación de las visiones aislacionistas y euroescépticas, que corresponden tanto al Presidente norteamericano, Donald Trump, con su discurso proteccionista de la industria norteamericana y tanto el fenómeno Brexit en Reino Unido, como el nuevo insipiente auge de la extrema derecha en Europa.

Entre un mundo que empieza a establecer un desguace del libre comercio irrestricto, Argentina en términos de política exterior con su articulación económica se encuentra atrasada y por momentos parece establecer una terquedad típica de la cultura autodenominada “liberal” en el seno del Gobierno. Esta situación es una de la infinidad de razones por las que “pobreza cero” se encuentra a cero alcance real. La falta de previsibilidad corresponde a que los datos macroeconómicos no presentaran grandes cambios en lo que es un ajuste económico sobre las clases populares, superando el 32% de la pobreza.

A pesar de las criticas verosímiles sobre la anterior administración que no llegó a bajar los números de la pobreza a un dígito, también en sus puntos fuertes se establece que en el año 2003 los niveles de pobreza alcanzaban a más de un 57% de la población, según datos del INDEC. Por lo tanto existió realmente, aunque tanto el Gobierno o los sectores cercanos al mismo lo ignoren, una disminución real cercana a los 30 puntos de la pobreza, en el período 2003-2009, producto de las políticas macroeconómicas impulsadas desde esa administración.

Por lo tanto parece imprescindible que el Gobierno deba retomar y replantear su política total, desde la relación interna con las fuerzas productivas y una asistencia social ejemplar, hasta la adaptación a un mundo que lejos está de ser el paraíso del liberalismo que pregonan desde las trincheras de las conferencias de prensa.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta