Un Macri desbocado

Un Macri desbocado

A la vuelta de su gira por Europa, el presidente Mauricio Macri no paró de generar polémica por sus dichos en relación a los festejos por el bicentenario de la independencia y sobre los tarifazos. Fuertes cruces de la oposición.

Compartir
Macri en Tucumán
Macri en Tucumán

Durante la celebración de los 200 años de la independencia, en Tucumán, Mauricio Macri prefirió ser amigable con el rey de España que poner en valor a los próceres argentinos por la valentía de haber declarado la independencia de nuestro país. “Deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España” soltó el presidente.

En el mismo discurso, en un rapto de nacionalismo, dijo que “”somos independientes y libres y depende de nosotros que marquemos el rumbo”. Pero después retomó el rumbo habitual y concluyó: “hay que alejarse de la viveza criolla. El truco, que a mí me gusta mucho, no se puede aplicar en la vida todo el tiempo. Uno no puede andar cantando falta envido todo el tiempo”.

Por otro lado, previo a los festejos del bicentenario ayer en Palermo, Macri anunció su ausencia a través de un tuit que nuevamente generó polémica. “Cansado por la extenuante gira y actos, lamento no poder asistir a los desfiles de hoy (por ayer). Espero que se acerquen a Palermo y los disfruten” tuiteó Mauricio pasadas las 14 horas del domingo. Luego, debido al revuelo que se produjo, dio marcha atrás y encabezó el cierre del evento, en el Campo Argentino de Polo en el barrio de Palermo, donde tocaron bandas militares argentinas y de otros países.

Fernando De Andreis, secretario general de la presidencia, asumió haber sido él quien le sugirió descansar al presidente “por la agenda demoledora que tuvo y porque mañana (por hoy) arranca fuerte otra vez”.

Además, los actos de ayer contaron con la presencia del ex carapintada Aldo Rico y del teniente coronel Emilio Nani, embanderado defensor de la última dictadura militar, en lo que para el primer mandatario fue “un reencuentro de los argentinos”. Mientras que para Rico “hay un cambio de época y otro espíritu”.

Para comenzar la semana dando que hablar, mientras se espera que la Corte Suprema defina, Macri justificó los tarifazos cargando culpas al gobierno anterior y pidió bajar el consumo de energía. “Si están en sus casas en remera y en patas, están consumiendo energía de más” indicó el presidente.

Ante esto, en cada uno de estos dichos, no faltaron los cruces de opositores y las burlas en redes sociales. Anibal Fernández fue uno de los más activos y se refirió ofuscado por los del presidente en Tucumán. “Te cagaste en los próceres y en nuestra independencia. Cipayo!!!” le remarcó el ex jefe de gabinete.

Parecen extraño tantos traspiés en materia de comunicación por parte de una fuerza política que se ha mostrado sumamente eficaz, o al menos más eficaz que otras, en lo que a la transmisión de mensajes se refiere.

Cambiemos sigue firme en la utilización de las estrategias que funcionaron durante la campaña; la “pesada herencia” para justificar las medidas que golpean la calidad de vida; el “diálogo, consenso y fin de la grieta”, que llevan a ser más amistosos con el rey español que con quienes dieron la vida por nuestra independencia; y la corrupción como forma de justificar las medidas que, según Macri, le duelen tomar.

A todo esto, sigue vigente la pregunta que se hacen desde otros espacios políticos: ¿Hasta cuándo les serán efectivos estos argumentos si continúan los golpes al bolsillo?

No hay comentarios

Dejar una respuesta